Transmitir nuestros valores a los clientes y ser un ejemplo para otras empresas

Soy la orgullosa propietaria de un Tesla Model S 75D desde hace algo más de medio año y la directora de una agencia de marketing online, especializada en ayuda a pequeñas y medianas empresas españolas a conseguir más visibilidad en Internet con el objetivo de mejorar su posicionamiento de marca y atraer nuevos clientes, la empresa de posicionamiento web en Madrid: Tu Posicionamiento Web.

“Se trata del coche que representa los valores que tenemos como empresa: respeto por el medio ambiente e innovación”

Hace unos meses decidimos adquirir un vehículo para la empresa. Teníamos muy claro que no podíamos adquirir cualquier coche, tenía que ser un coche sorprendente y con un diseño espectacular, además de con la más alta tecnología y prestaciones. También queríamos un coche eléctrico, ya que estamos muy comprometidos con el respeto y el cuidado del medio ambiente y queríamos transmitir esa idea a nuestros clientes. Iba a ser el coche que representara a nuestra agencia y debía seguir los valores que tenemos como empresa. Al descubrir Tesla, no dudamos y nos decidimos por un Tesla Model S. Tesla es la única empresa de automoción cuya misión es acelerar la transición del mundo hacia la energía sostenible, por lo que ya no tuvimos ninguna duda.

Nuestra industria está experimentando continuamente grandes cambios debido, sobre todo a la tecnología, y optar por un Tesla nos permite lanzar un mensaje de apuesta por la movilidad sostenible y la innovación a nuestros clientes, además de incentivar el uso del vehículo eléctrico entre las pequeñas y medianas empresas españolas. En Madrid esto es muy importante, ya que el tráfico es muy elevado y la contaminación está en niveles preocupantes. Para nosotros adquirir el Tesla Model S fue un pequeño gesto, al que nos gustaría que se sumaran muchas más empresas para contribuir a frenar los efectos negativos del tráfico de combustión en las grandes ciudades, ya no solo a nivel medioambiental sino a nivel de salud.



“Ya no nos planteamos volver a un coche de combustión interna”

Tras unos meses con nuestro Model S, podemos afirmar que el cambio en la conducción frente a cualquier otro coche es abismal. Se trata de una conducción suave, estable, silenciosa, potente y segura. Además, me gusta siempre destacar la reducción en el impacto ambiental, la gran seguridad del vehículo y toda la tecnología e innovación que incorpora. Por supuesto, el ahorro en el gasto de combustible es enorme. Solemos recorrer unos 400 kilómetros a la semana y ya hemos notado un ahorro mensual considerable al recargar el vehículo en la oficina cada día, además de la comodidad que representa. Y para cuando queremos hacer viajes utilizamos la red de Supercargadores de manera gratuita. Incluso pudimos ampliar de manera sencilla la autonomía de nuestro vehículo, ya que en un principio adquirimos un Model S 60D y, más tarde, se convirtió en un 75D que nos permite realizar todos los viajes necesarios. Por todo esto, desde que adquirimos el Tesla Model S no nos planteamos volver a un coche de combustión interna.

Etiquetas: 

COMPARTIR