Gigafactory Tesla

La misión de Tesla es acelerar la transición mundial a la energía sostenible mediante la producción de vehículos eléctricos y productos energéticos cada vez más asequibles. Para conseguir una producción de 500 000 coches al año, solo Tesla necesitará toda la producción mundial actual de baterías de iones de litio. La Gigafactory de Tesla se concibió en respuesta a esa necesidad, y suministrará las baterías suficientes para satisfacer la demanda de vehículos Tesla prevista. En la actualidad, la Gigafactory produce los motores eléctricos y paquetes de baterías del Model 3, además de los productos de almacenamiento de energía de Tesla, Powerwall y Powerpack.

Construcción de la Gigafactory, 4 de noviembre de 2014
Construcción de la Gigafactory, 4 de noviembre de 2014

Tesla abrió el camino cuando inauguró su Gigafactory en junio de 2014 a las afueras de Sparks, Nevada (Estados Unidos). El nombre Gigafactory deriva de la palabra "giga", la unidad de medición que representa "miles de millones". Gigafactory se está desarrollando en fases, de forma que Tesla puede comenzar su producción inmediatamente en las secciones concluidas y continuar con la expansión. En la actualidad, las instalaciones ocupan un espacio de casi 180 mil metros cuadrados y cuentan con más de 460 mil metros cuadrados de espacio funcional en varias alturas. Sin embargo, la Gigafactory está finalizada al 30 por ciento. Una vez que esté completada, Tesla espera que la Gigafactory sea el edificio más grande del mundo, y contará con un suministro de energía completamente renovable. Diseñada para ser una instalación sin gasto energético, contará principalmente con energía solar, cuyas fuentes ya se están instalando.

A mediados de 2018, la producción de baterías de la Gigafactory 1 alcanzó un índice anual de alrededor de 20 GWh, siendo la planta de baterías con el mayor volumen del mundo. Tesla produce en la actualidad más baterías en términos de kWh que todos los otros fabricantes de coches juntos. Con el aumento de la producción que proporciona la Gigafactory, el coste de las baterías de Tesla se reducirá considerablemente a través de una economía de escala, una fabricación innovadora, la reducción de residuos y la sencilla optimización de tener la mayor parte del proceso de fabricación bajo un mismo techo. Al reducir el coste de las baterías, Tesla podrá hacer que los productos estén al alcance de cada vez más personas, lo que nos permitirá causar el mayor impacto posible en la transición hacia un mundo de energía sostenible.

Anuncio de la Gigafactory en Carson City, Nevada (Estados Unidos), 4 de septiembre de 2014