Soporte

Actualización de seguridad del Model S

Como parte de un plan de retirada de los infladores para airbags Takata extensible a todo el sector, los airbags de copiloto de algunos vehículos Model S de 2012-2013 se ven afectados por el mismo y por ello Tesla los reemplazará. Como parte del plan fijado por la NHTSA (Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de los Estados Unidos), se programó la retirada del sistema de airbag de los vehículos de 2012 afectados por el plan de retirada, incluidos los airbags de copiloto del Model S de 2012, para el mes de enero de 2017, y este plan abarcó los vehículos de 2013 programados para efectuar la retirada de los sistemas en enero de 2018. Tesla sigue este mismo plan para las sustituciones de airbags en otros países, incluso si la legislación local no requiere su retirada. Este plan garantiza que los clientes tengan tiempo suficiente para remplazar los airbags que están siendo retirados antes de que los mismos puedan presentar un riesgo para su seguridad dado que el inflador de los mismos presenta fallos a tenor de ciertos factores concretos, como el tiempo desde su fabricación. La seguridad de nuestros clientes es fundamental para nosotros y desde Tesla emprendemos esta acción aunque no haya constancia de rupturas de airbags ni de otros incidentes relacionados en nuestros vehículos.

Tal y como apuntaba la NHTSA, los clientes no deben estar preocupados por el funcionamiento de los infladores para airbags Takata antes de recibir una notificación para proceder a su retirada. Aunque la fase de retirada presente solo afecte a los Model S de 2012-2013, se prevé que los airbags de copiloto de los vehículos Model S producidos hasta finales de 2016 pasarán por este proceso de retirada en un momento dado. Si es propietario de un Model S producido entre el año 2014 y 2016, sus airbags son seguros y no debe emprender ninguna acción antes de recibir una notificación expresa por parte de Tesla.

Tesla sigue poniéndose en contacto con los clientes para completar las sustituciones de airbags. Si posee un Model S de 2012-2013 y no ha recibido mensajes de Tesla al respecto, póngase en contacto con el Servicio de Tesla para concertar la sustitución de su airbag.

¿Tengo un Model S de 2012-2013 y me pregunto si la persona que ocupa el asiento delantero de copiloto va segura en él?
Tal y como apuntaba la NHTSA, los clientes no deben estar preocupados por el funcionamiento de los infladores para airbags Takata antes de recibir una notificación para proceder a su retirada. Asimismo, los infladores solo presentan fallos pasado cierto tiempo desde su fabricación, por lo que el plan de retirada garantiza que los clientes tengan tiempo suficiente para remplazar los airbags que están siendo retirados antes de que los mismos puedan presentar un riesgo para su seguridad.

¿Tengo un Model S 2012-2013 y me pregunto si todos mis airbags se ven afectados por el plan de retirada?
No, solo afecta al airbag delantero del copiloto.

¿Con qué rapidez está modificando Tesla los coches afectados por el plan de retirada de infladores Takata?
Tesla tiene una de las tasas de sustitución de airbags más altas de entre todos los fabricantes afectados por el plan de retirada de Takata. Para obtener más información, consulte el informe detallado de NHTSA sobre las tasas de finalización por fabricante.

¿Tengo un Model S 2012-2013 y me pregunto cuándo se sustituirá el airbag defectuoso?
Un año después del anuncio del plan de retirada, Tesla ya ha sustituido casi el 90 % de los infladores afectados de los vehículos de 2012. Tesla sigue poniéndose en contacto con los clientes para efectuar las sustituciones de airbags. Si posee un Model S de 2012-2013 y no ha recibido mensajes de Tesla al respecto, póngase en contacto con el Servicio de Tesla para concertar la sustitución del airbag.

Tengo un Model S de 2012-2013. ¿Debo sustituir el airbag en un Centro de servicio de Tesla?
No. El Servicio móvil, que cuenta con una amplia disponibilidad, puede reemplazar el airbag en su domicilio, oficina u otra ubicación que le resulte conveniente.

¿Tengo un Model S de 2012 y no se realizó la sustitución del airbag de copiloto el año pasado por lo que me pregunto si todavía se puede remplazar este año?
Sí, la campaña de retirada sigue activa para los Model S de 2012. Póngase en contacto con el Servicio de Tesla para concertar la sustitución de su airbag.

¿Tengo un Model S de 2014-2016 y me pregunto si la persona que ocupa el asiento delantero de copiloto va segura en él?
Sí. Si es propietario de un Model S producido entre el año 2014 y 2016, sus airbags son seguros y no debe emprender ninguna acción antes de recibir una notificación expresa sobre el plan de retirada.

¿Tengo un Model S 2014-2016 y me pregunto cuándo se sustituirá el airbag defectuoso?
De acuerdo con los términos de la retirada de Takata, los airbags de copiloto de todos los Model S fabricados a finales de 2016 se reemplazarán en enero de 2019. Los plazos de las sustituciones en todo el sector dependerán de diversos factores, entre los que se incluye la antigüedad del vehículo, y están supervisados por organismos reguladores de EE. UU. y otros países.

Tengo un Model S de 2014-2016. ¿La retirada de 2019 afecta a todos mis airbags?
No, solo afecta al airbag delantero del copiloto.

¿Pasará mi Roadster, Model X o Model 3 por el plan de retirada?
No. El plan de retirada no afecta a ninguno de los vehículos que producimos actualmente. Asimismo, los Model S producidos desde finales de 2016, así como todos los Roadster, Model X y Model 3 de Tesla no se verán afectados. Ninguno de estos modelos de la marca incorporan el tipo de inflador para airbags que es objeto del plan de retirada.

Vivo en Europa/Asia. ¿Se verá mi Model S afectado por el plan de retirada?
Aunque su vehículo no entre dentro del plan de retirada de Takata, Tesla sustituirá los airbags de copiloto de los Model S en todo el mundo siguiendo el mismo programa vigente para reemplazar los mismos en los EE. UU. La seguridad de nuestros clientes es fundamental para nosotros y desde Tesla emprendemos esta acción aunque no haya constancia de rupturas de airbags ni de otros incidentes relacionados en nuestros vehículos.

COMPARTIR