La misión de Tesla es acelerar la transición del mundo hacia la energía sostenible.

Tesla fue fundada en 2003 por un grupo de ingenieros que querían demostrar que la gente no necesitaba comprometerse para conducir en una forma eléctrica, que los vehículos eléctricos pueden ser mejores, más rápidos y más divertidos de manejar que los autos a gasolina. Hoy en día, Tesla no solo construye vehículos totalmente eléctricos sino que también construye productos de almacenamiento de energía limpia, ilimitadamente escalables y de última generación. Tesla cree que el mundo será mejor si dejamos de depender pronto de combustibles fósiles y nos enfocamos en alcanzar un futuro con cero emisiones.

Cuando el Roadster fue introducido en 2008, reveló la tecnología de punta de las baterías y del sistema de propulsión de Tesla. Desde ese momento, Tesla diseñó el primer sedán de lujo totalmente eléctrico del mundo, desde cero–el Model S – que es el mejor auto de su clase en todas las categorías. Al combinar seguridad, desempeño y eficiencia, el Model S ha cambiado lo que el mundo espera del auto del siglo 21, con una mayor autonomía de cualquier vehículo eléctrico, actualizaciones inalámbricas de software que cada vez lo mejorarán más, y una aceleración récord de 0-60 mph en 2.28 segundos tal como lo determinó Motor Trend. En 2015, Tesla amplió su línea de productos con el Model X, que es el vehículo SUV más seguro, veloz y versátil de la historia, que ostenta calificaciones de 5 estrellas en cada una de las categorías establecidas por la Administración Estadounidense de Seguridad del Tráfico en las Carreteras Además, para completar el "Plan maestro secreto"de 2016 del Director Ejecutivo Elon Musk, Tesla anunció el Model 3, que es un vehículo eléctrico de bajo precio y de producción masiva que empezó a fabricarse en 2017.

Los vehículos de Tesla se producen en su fábrica de Fremont en California, donde también se hace la gran mayoría de los componentes del vehículo. Conforme Tesla continúa ampliando su línea de productos, el plan de producción de Tesla también debiera aumentar a razón de 500 000 vehículos por año en 2018.

A fin de crear todo un ecosistema energético sustentable, Tesla también diseñó un conjunto único de soluciones energéticas,Powerwall,PowerpackySolar Roof, lo que permite a los propietarios de casas, de negocios y de servicios públicos manejar la generación, almacenamiento y consumo de energía renovable. En apoyo de los productos para energía y automóviles de Tesla está la gigafábrica–una instalación diseñada para reducir notablemente los costos de celdas de batería y que, para 2018, espera producir anualmente más baterías de ión-litio que la producción mundial de 2013. Al traer a casa la producción de las celdas, Tesla fabrica el volumen requerido de baterías para cumplir sus metas de producción y al mismo tiempo crea miles de empleos.

Y esto solo es el principio. Al estar armando su auto más asequible hasta ahora, Tesla sigue poniendo productos accesibles y asequibles al alcance de cada vez más personas, lo que, a la larga, acelera la llegada de un transporte limpio y de una producción de energía limpia. Los autos eléctricos, las baterías y la generación de energía renovable ya existen de manera independiente, pero cuando se suman, se vuelven incluso más poderosos– y ese es el futuro que queremos.

Prensa

Norteamérica
Europa
Australia y Asia
China
Corea del Sur