La misión de Tesla es acelerar la transición del mundo hacia la energía sustentable.

Tesla fue fundada en 2003 por un grupo de ingenieros que querían demostrar que es posible conducir con energía eléctrica sin necesidad de hacer concesiones y que los vehículos eléctricos pueden ser mejores, más rápidos y más divertidos de manejar que los autos a gasolina. Hoy en día, Tesla no solo construye vehículos totalmente eléctricos, sino que también fabrica productos de almacenamiento y generación de energía limpia que pueden ampliarse de manera ilimitada. Tesla cree que el mundo estará mejor entre más pronto dejemos de depender de los combustibles fósiles y avancemos hacia un futuro con cero emisiones.

Cuando se presentó en 2008, el Roadster reveló la tecnología de punta de las baterías y el sistema de propulsión eléctrico de Tesla. A partir de entonces, Tesla diseñó desde cero el primer sedán de lujo totalmente eléctrico del mundo, el Model S que se ha convertido en el mejor auto de su clase en todas las categorías. Al combinar seguridad, desempeño y eficiencia, el Model S ha transformado las expectativas en torno a los autos del siglo XXI, yaque ofrece más autonomía que cualquier otro vehículo eléctrico, actualizaciones inalámbricas de software que lo mejoran cada vez más y una aceleración récord de 0 a 60 mph (96.5 km/h) en 2.28 segundos, conforme a las mediciones de Motor Trend. En 2015, Tesla amplió su línea de productos con el Model X, que es el SUV más seguro, veloz y versátil de la historia y tiene calificaciones de 5 estrellas en cada una de las categorías establecidas por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras deEE. UU. Además, para completar el "Plan maestro secreto" de su director ejecutivo, Elon Musk, Tesla anunció en 2016 el Model 3: un vehículo eléctrico de bajo precio y producción masiva que empezó a fabricarse en 2017. Poco después, Tesla dio a conocer el camiónmás seguro y cómodo de todos los tiempos, el Tesla Semi, que está diseñado para ahorrar a los propietarios al menos $200,000 dólares por cada millón de millas, tan solo en costos de combustible.

Todos los vehículos Tesla se producen en su fábrica de Fremont, California, donde también se fabrica la gran mayoría de sus componentes. Para alcanzar nuestro objetivo de tener las fábricas más seguras del mundo, Tesla está asumiendo un enfoque proactivo hacia la seguridad, para lo cual, los empleados de producción deben participar en un programa de capacitación de varios días antes de poner un pie en la planta de producción. De ahí, Tesla sigue brindando capacitación práctica en el trabajo y haciendo un seguimiento diario del desempeño para que se puedan hacer mejoras rápidamente. El resultado es que el índice de seguridad de Tesla continúa mejorando mientras que la producción del Model 3 aumenta.

A fin de crear todo un ecosistema energético sustentable, Tesla también ha deseñado un conjunto exclusivo de soluciones energéticas: Powerwall, Powerpack y Techo Solarpermitiendo a los propietarios de casas, empresas y proveedores de servicios públicos gestionar la generación, el almacenamiento y en consumo de energía renovable. Para respaldar los productos automotrices y energéticos de Tesla, se fundó la gigafábrica: instalaciones diseñadas para reducir notablemente los costos de las celdas de batería. Al producir las celdas de manera interna, Tesla fabrica el volumen necesario de baterías para cumplir sus metas de producción y al mismo tiempo crea miles de empleos.

Y esto solo es el principio. Con la fabricación de su auto más económico hasta ahora, Tesla sigue poniendo productos asequibles al alcance de cada vez más personas, lo que, a la larga, acelerará la llegada de un transporte y una producción de energía limpios. Los autos eléctricos, las baterías y la generación y almacenamiento de energía renovable ya existen de manera independiente, pero cuando se combinan, su potencial es aún mayor. Ese es el futuro que queremos.

Prensa

Norteamérica
Europa
Australia y Asia
China