Ver el Informe de seguridad del vehículo Tesla

En Tesla, creemos que la tecnología puede ayudar a mejorar la seguridad. Por eso, los Tesla están diseñados para ser los coches más seguros del mundo. Creemos que la combinación única de seguridad pasiva, seguridad activa y asistencia al conductor automatizada es crucial para mantener seguros no solo a los conductores y pasajeros de Tesla, sino a todos los conductores de la carretera. Esta noción es la base de todas las decisiones que tomamos, desde el diseño de nuestros coches hasta el software que implementamos y las características que ofrecemos a todos los propietarios de Tesla.

El Model S, Model 3, Model X y Model Y han alcanzado una de las probabilidades generales de lesiones más bajas de todos los vehículos que hayan sido probados por el programa de evaluación de vehículos nuevos del gobierno de EE. UU. Gran parte de esto tiene que ver con la estructura rígida y reforzada del paquete de baterías que está montado en el suelo del coche, lo que proporciona al vehículo una resistencia excepcional, grandes zonas de deformación y un centro de gravedad excepcionalmente bajo. Debido a su resistencia, los paquetes de baterías de Tesla rara vez sufren daños graves en accidentes. Y, en el caso extremadamente improbable de que se produzca un incendio, el diseño de vanguardia de nuestros paquetes de baterías garantiza que su sistema de seguridad funcione según lo previsto para aislar el fuego en determinadas zonas de la batería, a la vez que se expulsa el calor de la batería, del habitáculo y del propio vehículo.

Si bien ningún coche puede evitar todos los accidentes, trabajamos todos los días para tratar de que sean mucho menos probables. Las características de seguridad activa vienen de serie en todos los vehículos Tesla fabricados después de septiembre de 2014, y aportan una capa adicional de seguridad más allá de la estructura física de cada vehículo. Como todos los Tesla están conectados, podemos utilizar los miles de millones de kilómetros de datos del mundo real de nuestra flota global (de los cuales más de 9 mil millones se han conducido con el piloto automático activado) para comprender las diferentes formas en que ocurren los accidentes. Después, desarrollamos funciones que pueden ayudar a los conductores de Tesla a mitigar o evitar accidentes. A través de actualizaciones de software inalámbricas, podemos introducir características y mejoras de seguridad con posterioridad a la fecha de entrega del coche, y también podemos lanzar versiones actualizadas de las características de seguridad existentes que tienen en cuenta los datos actualizados del mundo real, recopilados mediante nuestra flota.

En octubre de 2018, comenzamos a divulgar voluntariamente datos de seguridad trimestrales con el fin de proporcionar información de seguridad crítica al público sobre nuestros vehículos y, en julio de 2019 también comenzamos a divulgar voluntariamente datos actualizados anualmente sobre los incendios de vehículos. Las tasas de accidentes entre todos los vehículos en la carretera pueden variar de un trimestre a otro y pueden verse afectadas por la estacionalidad; por ejemplo, por la reducción de la luz del día y las inclemencias meteorológicas.

Datos de incendios de vehículos

Metodología:
Recopilamos la cantidad de kilómetros recorridos por cada vehículo con el Piloto automático activo o en conducción manual, en función de los datos disponibles que recibimos de la flota, y lo hacemos sin identificar vehículos específicos para proteger la privacidad. También recibimos una alerta cada vez que la flota nos informa de un accidente, lo que puede incluir datos sobre si el piloto automático estaba activo en el momento del impacto. Para garantizar que nuestras estadísticas sean conservadoras, contamos cualquier choque en el que el Piloto automático se haya desactivado en los 5 segundos anteriores al impacto, y contamos todos los choques en los que la alerta de incidente indicó que se había desplegado un airbag u otro sistema de sujeción activo. (Nuestras estadísticas de accidentes no se basan en conjuntos de datos de muestra o estimaciones). En la práctica, esto se correlaciona con casi cualquier choque a aproximadamente 12 mph (20 km/h) o más, dependiendo de las fuerzas generadas. No diferenciamos en función del tipo de accidente o avería (por ejemplo, más del 35 % de todos los accidentes del Piloto automático se producen cuando otro vehículo choca por detrás al vehículo Tesla). De esta forma, estamos seguros de que las estadísticas que compartimos muestran sin lugar a dudas las ventajas del Piloto automático.

Tenga en cuenta que la estacionalidad puede afectar a la tasa de accidentes de un trimestre a otro, especialmente en los trimestres donde la luz del día y las inclemencias meteorológicas o las condiciones climáticas invernales son más comunes. Para minimizar la estacionalidad como variable, compare un trimestre con el mismo trimestre de años anteriores.

*Actualización (enero de 2023):
Estamos orgullosos del rendimiento del Piloto automático y de su impacto en la reducción de los accidentes de tráfico. El beneficio y la promesa del Piloto automático se desprenden de los datos del Informe de seguridad del vehículo que hemos estado compartiendo durante 4 años. Como parte del compromiso de Tesla con la mejora continua, un análisis reciente nos llevó a identificar e implementar actualizaciones en nuestros informes de datos. Específicamente, descubrimos informes de ciertos eventos en los que no se desplegó ningún airbag u otro sistema de retención activo, eventos individuales que se contaron más de una vez, e informes de registros de kilometraje no válidos o duplicados. La inclusión de estos eventos no concuerda con nuestra metodología para el Informe de seguridad del vehículo y se excluirán en el futuro. Estas mejoras en el análisis de datos refuerzan el impacto positivo que tiene el Piloto automático en la seguridad del vehículo. Para garantizar la precisión de nuestros informes, actualizamos históricamente todas las tasas de colisión para tener en cuenta estas mejoras, incluidas las tasas de colisión de referencia para los Estados Unidos según los datos de la NHTSA y la FHWA disponibles actualmente. (Tenga en cuenta que a efectos de tasas de colisión de referencia en los Estados Unidos, un accidente automovilístico es el que involucra al menos un vehículo de pasajeros, camión ligero, SUV o furgoneta que pesa 10.000 libras o menos, según la clasificación de los datos federales disponibles). El resultado final es que, cuando el Piloto automático está activo, las tasas de colisión son incluso más bajas de lo que informamos anteriormente.